Cómo cuidar tu Audífono

El cuidado de tu Audífono es muy importante para que este permanezca en perfecto estado y así podamos seguir oyendo lo mejor posible. Te damos una serie de consejos para que puedas cuidar tu Audífono.

Te lo contamos en este artículo.


Cuidar tu audífono

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Audífono para mejorar la calidad de audición

Si en tu día a día llevas puesto un audífono para mejorar la calidad de audición y hacer frente a cualquier tipo de problema relacionado con la sordera, vamos a darte una serie de consejos que deberías poner en práctica para cuidar de tu audífono.

Cuidar tu audífono

Consejos para cuidar tu audífono

Estos aparatos no requieren de un mantenimiento especial, pero nunca está de más cuidar el audífono para así prolongar su vida útil y la calidad que éste te pueda ofrecer. He aquí varios consejos para cuidar tu audífono.


Guardar bien el Audífono

Siempre debes guardar bien el audífono, eso implica que cuando no lo estés utilizando lo tienes que colocar en la funda que te haya proporcionado el fabricante. De este modo, minimizarás la posibilidades de que se golpee y se deteriore. Además, y aunque pueda pasar desapercibido, el polvo es uno de los principales enemigos de estos dispositivos; la mínima mota puede llegar a estropearlos. Dentro de la funda, también estará mejor protegido frente al polvo, a la suciedad del ambiente y demás agentes externos. Por ese motivo, y para protegerlo, si quieres cuidar tu audífono te recomendamos que lo guardes en el lugar indicado.


Cuidar tu audífono

Limpia el audífono correctamente

La limpieza es esencial para el mantenimiento de los audífonos. El procedimiento es muy sencillo, basta con que pases un paño suave y con cuidado para así eliminar cualquier resto de polvo y de suciedad que se pueda haber acumulado. Y si tus audífonos tienen almohadillas, te recomendamos que las retires por completo y que las limpies con más detenimiento, porque esta es una de las zonas más propensas a la suciedad. En cualquiera de los casos, lo ideal sería que realizases este hábito con cierta asiduidad para que cuidar tu audífono se convierta en una costumbre. Un audífono limpio es un audífono con mayor calidad.


No debes mojar el audífono

En determinadas ocasiones, es posible que los auriculares se mojen sin querer. Aunque algunos sean resistentes al agua, como norma general ya sabrás que no te debes duchar ni nadar con ellos; no obstante, las posibilidades de que se mojen siguen estando presentes en cualquier acción cotidiana. Por ejemplo, quizá sudes por el calor o puede que llueva y les caiga un poco de agua, en ese caso será inevitable que tu audífono se moje. Si esto ocurre, no debería estropearse el audífono, aunque nunca está de más que lo seques inmediatamente porque si esto sucediera de manera repetida, podrían producirse averías a corto y a medio plazo.


No poner el volumen del audífono siempre al máximo nivel

El uso que le des a tu Audífono influirá de manera notable en su vida útil. Ten en cuenta que los audífonos no están pensados para soportar un gran nivel de decibelios, sino para hacer que los sonidos que hay a tu alrededor resulten más comprensibles. Por ese motivo, no te acostumbres a tener el audífono siempre al máximo nivel, porque de lo contrario podría acabar rajándose la membrana y, por ende, estropeándose. Lo ideal para cuidar tu audífono consiste en utilizar el volumen con moderación y acostumbrarse al nivel medio para no deteriorarlo (además de que para la salud auditiva es mucho mejor no abusar, forzar ni acostumbrar al oído al máximo nivel de decibelios).


No abrir el Audífono para manipularlo

Utilizando el sentido común, nunca debes abrir un audífono ni desmontarlo para manipular sus cables. Aunque seas un curioso de la electrónica o se haya estropeado y pienses que puedes arreglarlo tú mismo, no lo abras nunca. No solo podrías romperlo por completo, sino que además podría darse el caso de que tu audífono emitiese un pequeño ruido constante y molesto, que por muy sutil que sea resultaría dañino para tu audición. Si alguien debe encargarse de abrir y reparar un audífono, ese debe ser siempre un técnico profesional y cualificado.


Enrollar bien el cable del Audífono

¿Tu audífono tiene cable? Hoy en día, existen muchos audífonos inalámbricos, por lo cual este problema que estropea el 85% de estos dispositivos no se produciría. No obstante, si este es el caso y tienes un audífono con cable, la clave para cuidar tu audífono consiste en enrollarlo bien. No basta enroscarlo como si fuera un cable cualquiera, sino que hay que hacerlo con sumo cuidado porque es un elemento extremadamente sensible. Asegúrate bien de que no se produzcan nudos, porque de ser así te va a constar mucho desanudarlo y es posible que lo rompas. También es importante que cuando guardes el audífono tengas un cuidado especial para no pillarlo; es posible que el cable cuelgue de la funda o que lo atrapes al cerrar un cajón. Y si el cable del audífono se estropea, lo más probable es que no tenga arreglo o la reparación cueste más cara que comprarte un audífono nuevo.


Si sigues estos consejos para mantener y cuidar tu audífono, prolongarás la vida útil de este dispositivo.