Consejos para cuidar de tus Audífonos

Los audífonos te permiten seguir a la perfección una conversación como si no tuvieras ningún problema en los oídos, ni una pérdida parcial de la audición. Cuidar de tus audífonos es vital, ya que se trata de dispositivos muy sensibles y en ocasiones delicados.


Audífono

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Consejos para cuidar de tus Audífonos

Los audífonos se pueden estropear, a menos que se cuiden de una manera adecuada y de forma constante. Los siguientes 5 consejos relacionados con el cuidado de los audífonos te permitirán prolongar la vida útil de los mismos. Se trata de gestos muy simples cuyas ventajas repercuten de una manera muy evidente.

Audífonos

Limpia a diario tus audífonos

La higiene desempeña un papel fundamental en prácticamente todos los aspectos de la vida. Y, en el caso de los audífonos, no iba a ser menos. Lo ideal para prolongar la vida útil de tus audífonos y para garantizar su funcionamiento óptimo consiste en limpiarlos a diario y cada vez que se ensucien; para ello, se pueden utilizar toallitas o sprays limpiadores. También cabe destacar que solo debes manipular los audífonos con las manos limpias, ya que toda la suciedad que puedas tener en ellas se transmitirá a los audífonos y a tus oídos. En cualquier caso, lo más importante de todo es usarlos con mucho cuidado, ya que los audífonos son aparatos delicados y se pueden deteriorar fácilmente. Además, para el correcto mantenimiento higiénico de los audífonos, hay que guardarlos en su funda correspondiente cuando no se estén utilizando, por ejemplo mientras el usuario duerme o se está duchando. Y, al margen de limpiar los audífonos, también debes limpiar bien tus oídos. El cerumen que se acumula en el canal auditivo se puede convertir en un peligro para los audífonos. Todo cuidado es poco cuando se trata de la higiene de estos dispositivos.


Utiliza las pilas correctas

Utilizar las pilas de una manera adecuada te permite prolongar la vida útil de los audífonos. Cuando no utilices los audífonos, se recomienda apagarlos y abrir el compartimiento de las pilas. Cuando saques la lengüeta para activar las pilas, lo ideal es esperar al menos un minuto antes de colocarlas en los audífonos. Y si tienes la mínima sospecha de que las pilas están en mal estado, por ejemplo si están corroídas, cámbialas por otras aunque las actuales funcionen bien, ya que de lo contrario se corre el riesgo de que el interior de los audífonos se deteriore a corto plazo y, por ende, de que los audífonos se estropeen. Asimismo, siempre se recomienda utilizar pilas de marca y de primera calidad; aunque éstas cuesten un poco más, se trata de una pequeña inversión sensata para evitar que los audífonos se estropeen.


Revisa tus audífonos regularmente

Realiza revisiones de tus audífonos de manera periódica. Normalmente los audífonos tienen un periodo de garantía que puede servirte para hacerlo de manera gratuita. Además, según dónde hayas comprado tus audífonos, es posible que dicha revisión tampoco tenga ningún coste adicional pasado dicho plazo. En cualquier caso, cuanto más antiguos sean estos dispositivos, son más propensos a deteriorarse, por lo que dichas revisiones se deberían hacer cada menos tiempo. Y si tienes la mínima sospecha de que tus audífonos no funcionan bien, es recomendable acceder al centro auditivo a la mayor brevedad posible porque si realmente tiene algún problema, será más sencillo de reparar cuanto antes se trate. Ya lo dice el refrán: más vale prevenir que curar. Y cuando hablamos de salud, el dicho se refuerza.


Evita el exceso de humedad en los audífonos

El exceso de humedad puede afectar al funcionamiento de los audífonos. Hay que evitar llevarlos puestos en ambientes excesivamente húmedos, como por ejemplo un balneario. Además, es obvio que no se pueden sumergir, por lo cual no debes meterte en la ducha con ellos, pero tampoco bañarte con audífonos en playas ni en piscinas. Si se mojan, tienes que quitártelos rápidamente y secarlos a la mayor brevedad posible con una toallita seca. Lo importante es hacerlo antes de que pueda llegar a afectar al sistema interno, porque si se moja, quizá no vuelva a funcionar o haya que llevarlo a un taller de reparación especializado en audífonos.


Aprende a utilizar tus audífonos correctamente

Si tienes cualquier duda o consulta sobre el uso de los audífonos, es mejor que acudas a tu centro para recibir una explicación clara y detallada. ¿Por qué? Porque si utilizas mal los audífonos, aumentan las posibilidades de que éstos se estropeen. Si es la primera vez que utilizas audífonos, será más probable que tengas dudas al respecto, pero no por ello debes tener miedo a preguntar; de hecho, cuanto más sepas sobre su uso, será mucho mejor. El asesoramiento y su debida diligencia representan unos de los pilares básicos para prolongar la vida útil de los audífonos.

Con estos consejos, que se traducen en pequeños gestos, podrás prolongar la vida útil de tus audífonos y conseguir un rendimiento óptimo de los mismos.