10 Síntomas de la Pérdida de Audición

Destacamos los 10 Síntomas Principales de la Pérdida de Audición para que los tengas siempre presente en tu vida y te adelantes a los problemas que puedan surgir.


Cuidado del oído

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Adelantarnos a los problemas de audición

¿Crees que podrías tener algún problema de pérdida de audición? La deficiencia auditiva es algo que puede estar presente en tu vida, especialmente a medida que avanza la edad. Por ello, es recomendable realizar diversos tipos de pruebas auditivas de manera periódica, especialmente cuando sobrepasas los 50 años. Sin embargo, al margen de las pruebas que lleves a cabo en centros especializados y con personal cualificado, tú mismo puedes darte cuenta de que es posible que sufras algún tipo de deficiencia auditiva por pequeños gestos del día a día.

He aquí algunos ejemplos claros que evidencian este problema de pérdida de audición y que, paralelamente, indican que necesitas acudir a un experto en audición cuanto antes. Al menos para realizar una prueba rutinaria y preventiva que confirme si realmente tienes un problema en los oídos.


1 - Dificulad de Entendimiento

No eres capaz de entender todas las palabras en una conversación que se lleva a cabo cara a cara, a un volumen normal y a una distancia razonable. Esto es algo de lo que te das cuenta por ti mismo y por comentarios que te hacen los demás. Si esto ocurre de manera frecuente, es probable que sufras una pérdida de audición.


2 - Problemas de entendimiento

A menudo entiendes cosas diferentes a lo que se dice en realidad. Ya sean ideas o simples palabras, pero las confundes con otras porque tu oído no ha sido capaz de comprenderlo correctamente. Paralelamente, eso puede ocasionar problemas psicológicos ya que, la persona que sufre una deficiencia auditiva a menudo se siente excluida a nivel social.


3 - Subir demasiado el volumen

Terminas subiendo el volumen de todos los dispositivos electrónicos. Ya sea el volumen de la televisión, el de los auriculares del reproductor de música, el del teléfono móvil... Este es un síntoma claro de que comienzas a padecer una pérdida de audición. Además, el remedio es peor que la enfermedad, porque exponer el oído a un nivel de decibelios más elevado de lo recomendado, solo lo daña más y genera una pérdida de audición más grave.


4 - Dificultad en conversaciones en grupo

En grupo, tienes dificultades a la hora de seguir una conversación. Los ruidos ajenos o el sonido ambiente, como puedan ser los platos en una mesa, la televisión en un salón o el tráfico en una calle te impiden comprender con claridad lo que se está diciendo porque se superponen. Si tu oído no es capaz de crear dos niveles de ruido para seguir una conversación con total normalidad, puede significar un problema auditivo que haya que corregir cuanto antes.


5 - Problemas a escuchar en la distancia

Cuando alguien te llama desde la distancia, no lo escuchas bien. Ya sea desde otra habitación de la casa, desde el otro lado de la calle, etc... El mero hecho de que otra persona tengan que gritar tu nombre un poco más alto que a los demás porque no eres capaz de percatarte de que te está llamando, es una muestra muy evidente que denota un pérdida de audición parcial.


6 - Problemas al detectar la procedencia de los sonidos

No eres capaz de situar la procedencia de los sonidos que se producen a tu alrededor. Esto ocurre principalmente con los ruidos y las voces cuya fuente de sonido de origen no la estás viendo, sino que se producen por un lateral o por detrás de ti. Puedes pedirle ayuda a alguien para que genere ruidos sin que lo veas, incluso con los ojos cerrados, para tratar de averiguar la fuente del sonido.


7 - Dejar de escuchar sonidos cotidianos

Has dejado de escuchar sonidos bajos, pero muy habituales en el día a día. Por ejemplo, el tic tac de un reloj o el trinar de unos pájaros en la calle. Probablemente es algo que te haya pasado desapercibido hasta que hayas leído esto, pero piénsalo bien la próxima vez que esto suceda.


8 - Pides que te repitan las cosas

8. Pides a los demás que te repitan las cosas. Esto es algo que nos ha pasado a todos, pero de manera puntual. Cuando se produce de manera repetitiva, es probable que la pérdida de audición esté actuando en el oído.


9 - No entiendes los sonidos bajos

No entiendes bien los susurros de una persona. Por tanto, cuando esto sucede, no eres capaz de comprender lo que te está diciendo por culpa de una deficiencia auditiva.


10 - No entiendes lo que dice la televisión

En una situación cotidiana y familiar, como pueda ser ver la televisión junto a tus seres queridos, eres el único que no entiende todo lo que dicen. Es más, si subes el volumen y los demás te indican que está demasiado alto, es mucho más probable que tengas algún tipo de pérdida de audición parcial.

Por tanto, si notas alguno de estos síntomas, es muy recomendable que acudas al médico o a un experto en salud auditiva cuanto antes. Quizá no sufras una pérdida de audición parcial, pero es preferible que un audiometrista lo confirme con las pruebas pertinentes. Ya lo dice el refrán: más vale prevenir que curar. Y, además, no conviene tomar riesgos innecesarios con la audición, ya que cuanto más tiempo pase, más se puede agravar la situación.