Cómo estimular la Audición de los niños

Desde pequeños podemos estimular la audición de los niños. Oír y escuchar bien es una habilidad muy importante para la vida diaria y con las acciones que te comentamos en este artículo puedes estimularla desde el principio.


Cuidado del oído

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Ayudar a los niños a oír bien

Es cierto que es más común que las personas de edad avanzada utilicen audífonos, pero eso no quiere decir que los más pequeños no puedan necesitarlos. Sin embargo, para evitar ese tipo de situaciones, es recomendable estimular la audición de los niños prácticamente desde que nacen.

La audición es un valor muy importante que tenemos los seres humanos, pero hay que desarrollarlo para poder gozar de una buena calidad de vida. Por ese motivo, y en este aspecto, tanto los padres como los maestros tienen que desempeñar un papel crucial en la educación auditiva promoviendo la correcta estimulación.

Para ello, he aquí algunos consejos que se pueden (y se deben) poner en práctica a la hora de estimular la audición de los más pequeños.

Estimular la audición en los niños

Habla con tus hijos con frecuencia

Hazlo siempre de una manera clara, a una intensidad normal y a una distancia cercana. Evita los gritos y que los más pequeños se expongan a fuentes de sonido a un nivel muy elevado. Es importante que se sientan cómodos en una conversación y que reaccionen ante lo que les cuentes, porque cuando se manifiesta un interés correcto, se está perfeccionando esta capacidad.


Especial atención a los niños menores de 3 años

Ten en cuenta que los primeros años son los más importantes para el desarrollo de cualquier persona, sobre todo hasta que cumplen la edad de 3 años. Y esto no solo se aplica a la audición, sino también a cualquier otro aspecto de la vida cotidiana. Así que, presta una atención especial cuando sean bebés y niños pequeños y estate alerta ante cualquier situación que consideres anormal. Sin embargo, esto no exime de un descuido a medida que tus hijos crezcan.


Estimula a los niños de manera natural

Procura que dicha estimulación temprana se realice siempre de manera natural y orienta a tus hijos para que esto se pueda producir sin anomalías. En el caso contrario, podrían llegar a producirse deficiencias auditivas graves y cuya solución resultaría muy compleja.


Interactúa con los niños desde el primer momento

Los bebés comienzan a comunicarse desde que nacen. Lo hacen a su modo, pero eso no deja de ser un tipo de comunicación. Por eso, es muy importante interactuar con ellos desde el primer momento y de manera constante. Ya sea con risas, sonrisas, gestos, caricias, cosquillas... (además de hablarles, claro está). Todo cuenta para que logren desarrollar la audición y para que puedan disfrutar de una capacidad auditiva plena cuando crezcan.


Estar atentos si el niño no habla o no escucha

La estimulación auditiva temprana es clave en el proceso del desarrollo de la audición. Pero también hay otros factores que intervienen de manera esencial, como por ejemplo la exposición al habla y al lenguaje. Así que no se debe menospreciar las capacidades de éstas, puesto que repercutirán en los más pequeños a lo largo del tiempo. Si un niño habla poco o parece no escuchar mucho, debería saltar una alarma de manera inmediata, ya que podría significar un problema. Y, cuanto antes se produzca la corrección, mejores serán los resultados.


Combinar con otro tipo de estímulos

Toda ayuda complementaria interviene en la estimulación de la audición. Por ejemplo, el contacto visual ejerce un papel clave en este aspecto. Pero no es el único, ya que para el contacto físico también es muy importante; es decir, que las caricias o los abrazos también aportan su granito de arena para que la audición de los más pequeños pueda desarrollarse. Esto es algo que sucede a lo largo de toda nuestra vida y se puede comparar de una manera muy sencilla, puesto que un adulto siempre se comunica mejor cara a cara que, por ejemplo, por teléfono. Las interpretaciones son siempre más claras por los factores visuales y los físicos; por ese mismo motivo, todo ello es algo que hay que potenciar desde la infancia.


Si es necesario acudir a un logopeda

Paralelamente, los niños también podrían necesitar los servicios de un logopeda para desarrollar de manera eficaz la capacidad del habla. Una capacidad que está estrechamente vinculada con la audición, por tanto es igual de importante que el factor de la escucha.


Acudir a un Centro Auditivo si detectas algún problema

Si notas que tus hijos no escuchan bien diversos sonidos, no descartes la posibilidad de que acudan a un audiometrista. Es mejor realizar alguna prueba auditiva para salir de dudas y, en caso necesario, corregir la deficiencia cuanto antes. La pérdida total o parcial de la audición no es algo habitual es los más pequeños, pero con las pruebas auditivas se pueden detectar otro tipo de problemas, como por ejemplo una infección o una otitis que, si no se curan bien y a tiempo, pueden generar consecuencias catastróficas en el futuro desarrollo de la audición. Ya lo dice el refrán: más vale prevenir que curar.


Promueve el habla en los niños

Promueve el desarrollo del habla de tus hijos a través de diversas actividades que resulten divertidas y entretenidas para ellos. El habla está muy relacionada con la audición, de modo que puedes utilizar métodos y técnicas muy variadas. Por ejemplo, puedes recurrir a la lectura de cuentos en voz alta, a la escucha de canciones o a la práctica de diversos juegos.