Beneficios de la Banda Acuática

Si practicas la natación o cualquier otro deporte acuático utiliza una banda acuática y podrás beneficiarte de todas estas ventajas. Especialmente indicado para los niños en los que los tapones puede ser más complicado.

Te lo contamos en este artículo.


Banda Acuática

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Beneficios de la Banda Acuática

La banda acuática cumple una función similar a la de los tapones para oído, pero de una manera menos invasiva al colocarse en el exterior del oído, en lugar de en su interior. Se trata de una banda de neopreno que rodea la cabeza y que aísla el oído para evitar la entrada de agua y de otros elementos llenos de suciedad en su interior. Sus ventajas son importantes para velar por la salud auditiva y se puede utilizar tanto de manera individual como de manera conjunta con unos tapones para oído.

La banda acuática se utiliza, como su propio nombre indica, para bañarse en piscinas, playas, pantanos... y/o para practicar deportes acuáticos sin inmersión constante como la natación o el waterpolo; pero lo importante es que lo hace añadiendo una protección especial a los que la utilizan. Además, resulta muy cómoda ya que se adapta a la forma y al tamaño de la cabeza del usuario. El cierre es seguro porque aprieta, pero nunca resulta molesto, de modo que el confort destaca como un elemento clave.


¿Por qué utilizar una banda acuática en lugar de unos tapones para oídos?

Básicamente, por la característica que ya hemos indicado previamente: la banda acuática no es invasiva. Esto implica una seguridad adicional. Una banda acuática permite que aquellas personas que sufran de algún problema en los oídos, como por ejemplo otitis o infecciones repetitivas, o que tengan una implantación de drenajes en el interior, puedan practicar actividades acuáticas con total seguridad. Ya que podrían hacerlo protegiendo el oído, evitando la entrada de agua y sin introducir ningún objeto dentro de su canal auditivo. Algo que no es nada recomendable en ninguna de estas situaciones para evitar daños en el canal auditivo y pérdidas de audición.


¿Para que sirve una banda acuática?

El agua está llena de suciedad, de insectos, de productos químicos... Sin ir más lejos, en una piscina podemos encontrar cloro, mosquitos o pelos; y en una playa, estanque, río o pantano, el agua tampoco se suele caracterizar por ser pura y cristalina. En cualquier caso hay todo tipo de partículas disueltas en el agua. Todos estos elementos son propensos a entrar en el interior de nuestro canal auditivo, lo cual podría causar infecciones, molestias o incluso la pérdida parcial de las facultades auditivas. ¿Es eso lo que quieres? Evitar la entrada de agua y de suciedad en los oídos es esencial.


La banda acuática es especialmente indicada en niños

Todos aquellos que nos metemos en una superficie de agua podemos sufrir alguna de las consecuencias que acabamos de enumerar, pero también hay un público más propenso a ello, como los niños o los pacientes habituales de padecer otitis. En estos casos, la banda acuática es una solución perfecta a la par que efectiva. Mucho más en aquellas situaciones en las que, por diferentes motivos como una infección repetitiva o un drenaje implantado en el oído, no se recomiende introducir ningún tipo de objeto en el canal auditivo para evitar males mayores. En cualquiera de dichas situaciones, la banda acuática se muestra como la solución más eficaz y más segura sin aplicar una técnica invasiva.


¿Cómo funciona una banda acuática?

El mecanismo de la banda acuática es tan simple como efectivo. Se trata de una banda de neopreno que se ajusta a la cabeza tapando los oídos. Esto bloquea el paso de agua al interior del canal auditivo, pero también impide que entre la suciedad. Es, por tanto, una barrera de protección. Es fácil de colocar y fácil de retirar. No pesa prácticamente nada y se adapta a cada usuario.

Hay algunos usuarios de banda acuática que deciden ir un paso más allá y combinan dicha banda acuática con unos tapones para oído. Esto brinda una seguridad total al contar con 2 protecciones. No es imprescindible, ya que la función de una banda acuática es de por sí bastante efectiva, pero es otra posibilidad para bloquear con el doble de garantías el paso del agua y de toda la suciedad que pueda contener. Además, otra de las ventajas de una banda acuática es que al combinarla con unos tapones de oído, actúa como elemento de presión adicional sobre los mismos. En otras palabras, se incrementa el grado de eficacia al presentarse como la modalidad más obstructiva y segura.


Sumergirte en el agua con total seguridad

En resumen, si quieres sumergirte en el agua con total seguridad, si no quieres que entre suciedad en tus oídos, si el médico te ha recomendado no introducir ningún objeto en tu canal auditivo (ni siquiera unos tapones para oído), si eres propenso a contraer enfermedades auditivas como la otitis, si tienes algún tipo de implante de drenaje dentro del oído, si anhelas la comodidad de un objeto no invasivo, o si quieres añadir una barrera de protección adicional al combinarla con los tapones de oído... entonces estás buscando una banda acuática de neopreno. La banda acuática es una solución apropiada por salud auditiva.