Beneficios de los Tapones de Oído para nadar

Simplemente utilizando unos tapones adecuados para los oídos cuando practicas la natación, tendrás una serie de beneficios muy interesantes para tu salud.

Te lo contamos en este artículo.


Tapones de oído para nadar

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Principales beneficios de utilizar tapones de oído para nadar

A la hora de practicar la natación, es muy importante velar por tu salud. Al igual que calientas los músculos para evitar lesiones musculares o que te colocas unas gafas de natación para tener una visibilidad mejor y evitar infecciones en los ojos por culpa del cloro y la calidad del agua, también te debes preocupar por tu salud auditiva. ¿Cómo? Los tapones de oído para natación son la solución más práctica y sencilla con la que puedes velar por tus oídos y la calidad auditiva, por ese motivo, es muy recomendable llevar siempre puestos unos tapones de oído cuando practiques la natación. Los beneficios que aportan dichos tapones, que están especialmente pensados para esta práctica deportiva, se traducen en minimizar los problemas, deficiencias y enfermedades auditivas a corto, a medio y a largo plazo. He aquí las principales ventajas de las que te puedes beneficiar por llevar puestos unos tapones de oído para natación.

Rendimiento deportivo

Los tapones para los oídos que se utilizan en la natación permiten que la persona que los lleva puestos pueda centrarse exclusivamente en la práctica deportiva sin tener que preocuparse por que se le meta agua o cualquier agente externo en el oído. Que se introduzca un poco de agua puede resultar molesto, además de que puede acarrear determinados riesgos para la salud auditiva. Cuanta más agua haya en el oído, más grave puede ser la situación. En cualquier caso, con unos tapones de oído para natación podrás practicar tu deporte preferido en una piscina, un lago o el mar sin tener que preocuparte por nada más. Céntrate en batir tus registros sin las molestias ajenas que podrían ponerte trabas.


Prevención de enfermedades

Si se mete un poco de agua en el conducto auditivo no pasa nada, pero si entra más de lo debido puede resultar bastante perjudicial para la salud auditiva y para la calidad de la misma. Alguien que practique natación durante varias horas al día está mucho más expuesto a ese riesgo, por lo cual es muy recomendable ponerle un remedio a la mayor brevedad posible. El problema es que no solo puede entrar agua, sino que también hay otros agentes nocivos que se encuentran dentro del propio agua y que resultan incluso más dañinos; los más comunes son los insectos ahogados en el propio líquido, el cloro para desinfectar el agua o cualquier otro agente que se haya quedado el agua. Si quieres prevenir enfermedades como por ejemplo la otitis (inflamación del oído) es recomendable que lleves puestos unos tapones de oído para natación siempre que vayas a nadar.


Comodidad

Unos buenos tapones para los oídos especiales para natación se ajustan perfectamente al interior del oído. El objetivo de los mismos es bloquear el paso del agua y de cualquier otro agente externo, pero también es importante que el oído se encuentre cómodo. Los tapones de oído para natación buscan la función de adaptarse al propio oído, ajustarse para que se no se muevan en su interior y, al mismo tiempo, resultar cómodos para que nadar no se convierta en una molestia. La comodidad es una de las claves del éxito deportivo.


Aislante de ruido

Los tapones de oído para natación actúan como aislantes de ruido. Estos pequeños elementos permiten reducir la cantidad de sonido y el volumen de decibelios que hay en el ambiente. ¿Qué aporta esto de manera indirecta? Gracias a unos tapones de oído para natación, la persona que los lleva puestos está totalmente concentrada en la práctica deportiva.


Evita humedades

Las humedades en el interior del oído son algo muy molesto, poco higiénico y nada saludable. Además, las humedades son las principales causantes de los hongos. Por ese motivo, es importante evitar que los oídos permanezcan húmedos, porque puede resultar muy perjudicial para ellos. Con unos tapones de oído para natación se bloquea el paso del agua. Esto no exime de obviar el hábito de secarlo después de sumergirse en una masa de agua (siempre hay que hacerlo por si acaso), pero sí ayuda a minimizar las opciones de contraer hongos, entre otros. Además de que durante la práctica deportiva el oído se sentirá mucho más cómodo, lo cual no mermará la capacidad auditiva. Las humedades no parecen un peligro directo para el oído, sin embargo son las responsables indirectas de muchos males.



Por tanto, si quieres proteger tus oídos, antes de zambullirte en el agua, ponte siempre unos tapones de oído para natación. Tu salud auditiva y tu calidad de audición te lo agradecerán.