Patologías comunes del Oído

Conocer las patologías más comunes que sufre el oído nos vendrá muy bien para poder prevenirlas y evitarlas o por lo menos para saber diagnósticarlas lo más rápido posible y así evitar que se hagan más graves.


Enfermedades del oído

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Las Patologías más comunes que sufre el oído

El oído está constantemente expuesto a numerosos factores externos que pueden dañarlo. Las infecciones o las enfermedades temporales son algunas de las consecuencias más habituales que pueden sufrir los oídos. En algunas ocasiones se puede evitar este problema. En cualquier caso, si alguna vez padeces alguna de las patologías que se indican a continuación, no te agobies ni te asustes, tan solo acude a un médico especialista en el oído lo antes posible para evitar que se agraven los síntomas. Estas son las patologías más habituales en el oído.


Pérdida auditiva bilateral

Cuando una persona padece una pérdida auditiva bilateral, ambos oídos sufren una pérdida de la audición al mismo tiempo y con el mismo grado. Los motivos que causan esta enfermedad se pueden deber a la edad del paciente, a una exposición muy elevada y continuada al ruido o, simplemente, a la genética. Como solución a esta patología, la persona que sufra de pérdida auditiva bilateral puede usar un audífono en cada oído, pero esto siempre dependerá del grado de la sordera y de la decisión que adopte el especialista en el oído. Y también hay una alternativa para curarla, hoy en día comienza a recurrirse con mayor frecuencia a la cirugía.


Perforación de Tímpano

Como su propio nombre indica, esta patología manifiesta una rotura en el tímpano. Se ha podido producir por diversos factores, como por ejemplo por una exposición a un nivel de decibelios muy elevado y cerca de los oídos, por una lesión en la zona del oído o por la introducción de algún objeto en el interior del canal auditivo. La perforación de tímpano puede manifestarse de diversas formas: vértigos, dolores leves, secreciones, acúfenos...

Pero, ¿qué tratamiento se puede aplicar para curar esta enfermedad relacionada con el oído? Por lo general, y siempre que la perforación en el tímpano sea pequeña, ésta tenderá a cicatrizar por sí misma. Pero si la lesión es más grave de lo normal, es necesario aplicar un gel especial o colocar un parche en membrana del tímpano. La clave pasa por añadir una protección adicional y especial al tímpano, con el fin de evitar que se exponga a un deterioro mayor y de que pueda curarse lo antes posible.


Partes del oído

Hipoacusia

Existen dos tipos de hipoacusia: la hipoacusia infantil y la hipoacusia adulta. En el primer caso, el responsable es un agente infeccioso que ha podido actuar en el periodo inmediatamente posterior al nacimiento o en el periodo que abarca de los 2 a los 4 años del niño. En el segundo caso, la hipoacusia está relacionada con el envejecimiento o la exposición constante a ruidos elevados. En cualquiera de los dos casos, produce una sordera parcial o una pérdida de la audición importante.

Pero entrando en mayor detalle, ¿cuáles son los síntomas que puede manifestar la hipoacusia? Cabe destacar que esta patología tiende a hacerlos evidentes de maneras muy variadas. Entre las más comunes están las siguientes:

  • La percepción de sonidos con mayor intensidad de la que realmente tienen.
  • La incapacidad a la hora de distinguir voces de hombre o de mujer.
  • La dificultad a la hora seguir el hilo de una conversación cuando intervienen varios locutores.
  • La pérdida del equilibrio.
  • La sensación de mareo.
  • La presión en el oído.

La hipoacusia es una enfermedad que pueden padecer incluso los bebés, sin embargo es posible que no se manifieste ningún síntoma si ésta se da antes de que el bebé comience a hablar. Esto siempre dependerá de la gravedad de la patología; si está muy pronunciada (es decir, si no reacciona ante ruidos), habría que someter al pequeño a un estudio auditivo para detectar cualquier posible anomalía.


Enfermedad de Menière

Esta enfermedad relacionada con el oído es bastante común. El laberinto es una parte del oído medio que se encarga de conseguir el equilibrio en el cuerpo. Pero, cuando el líquido que está en esta zona del oído medio se somete a una presión elevada, esto repercute de manera negativa. Como consecuencia, la persona que sufre la enfermedad de Menière puede manifestar diversos síntomas, como vértigos bastante molestos o la pérdida del equilibrio. En el caso de tratarse de este primer ejemplo, esto también implica vómitos, náuseas, mareo...

Varios médicos especialistas en el oído y con reputación internacional han demostrado que la ingesta de alimentos bajos en sal y de diuréticos permite calmar estos síntomas.


Estas son algunas de las patologías relacionadas con el oído más habituales, pero no son las únicas. En cualquier caso, al margen de conocer los síntomas, hay que tener muy claro que el veredicto médico final siempre lo va a tener un especialista en el oído. Nunca trates de diagnosticar ni de solucionar por ti mismo el problema, si tienes cualquier molestia en el oído, una zona muy sensible del cuerpo humano, lo mejor es que acudas a un especialista en la audición a la mayor brevedad posible. Más vale prevenir que curar, sobre todo cuando se trata de un valor tan preciado como la audición del oído.