Tecnología Adaptada a las Personas Sordas

Indudablemente, la tecnología ha adquirido un protagonismo muy destacado en los últimos años en nuestra sociedad. Prácticamente todos los aspectos del día a día están relacionados con la tecnología, como por ejemplo el ocio o el trabajo. Pero el papel de la tecnología en la comunicación quizá sea de los más destacados de todos. La forma de interactuar y de informarse han adquirido un rol tecnológico nuevo, y las personas sordas o con discapacidad auditiva no están excluidas de dichos avances relacionados con la tecnología.

Lo que hace unos años podía parecer impensable, que las personas sordas pudieran recurrir a la tecnología para beneficiarse de ella igual que otras personas que no tengan problemas de audición, hoy en día es una maravillosa realidad. Los principales tipos de dispositivos tecnológicos se han adaptado, en la medida de lo posible, para que las personas sordas puedan hacer un uso total y normal de los mismos.


TV con subtítulos

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Dispositivos tecnológicos que se adaptan a las personas sordas

Estos son algunos ejemplos de dispositivos del día a día y la manera en la que se han adaptado para ser accesibles a las personas sordas o con discapacidad auditiva.


Televisión

No cabe duda de que la televisión ofrece productos que combinan las imágenes con los sonidos. Sin embargo, el hecho de que las personas sordas no puedan disfrutar al máximo del sonido, no quiere decir que tengan que estar al margen de ese tipo de comunicación. Gracias a los subtítulos, las personas sordas pueden seguir perfectamente una conversación e incluso ser conscientes de los sonidos que brindan apoyo sonoro a la imagen. De este modo se combina información para ofrecer soporte a la parte sonora.

Hay dos tipos de subtítulos: los subtítulos estándar y los subtítulos para sordos. Aunque ambos puedan servir a las personas sordas, los segundos están mejor preparados para ello puesto que ofrecen otro tipo de información adicional y relevante.

Los subtítulos estándar están pensados para brindar un apoyo lingüístico a aquellas personas que estén aprendiendo un idioma, mientras que los subtítulos para sordos cumplen un papel de integración para las personas sordas o con discapacidad auditiva. Los subtítulos para sordos están integrados en numerosos programas de televisión y, al margen de transcribir el diálogo (con limitación de caracteres para que de tiempo a leerlos en todo momento), marcan otros elementos sonoros como canciones, ruidos ambientales, música instrumental...

Asimismo, añaden información relacionada con la manera de hablar, por ejemplo, indicando el tono de voz, el énfasis con el que se expresa una idea, si hay un acento relevante... Y también recurren a diferentes colores para diferenciar al personaje que habla ofreciendo un apoyo visual. El objetivo es facilitar la comprensión de un producto audiovisual a las personas sordas.


Teléfono Móvil

Hace años, el teléfono solamente servía para llamar, es decir, para entablar una comunicación verbal. Sin embargo, las funciones que ofrecen los teléfonos actuales van mucho más allá. La más conocida es la de enviar mensajes de texto (ya sea a través del servicio de mensajería SMS o de diferentes aplicaciones de comunicación instantánea), puesto que brinda una comunicación legible y que no afecta a la escucha de las personas sordas. Pero también hay otras opciones realmente prácticas, como la de las videollamadas. Las videollamadas permiten visualizar al otro individuo, y se puede ver su rostro y sus manos, lo cual brinda la opción de entablar una comunicación mediante lengua de signos entre personas sordas. De esta manera, se eliminan todas las barreras que pueden impedir la comunicación entre personas sordas gracias al uso y al avance de la tecnología.


Comunicación con el teléfono móvil

Ordenadores y Tablets

Los ordenadores y las tablets se han adaptado a las personas sordas gracias a diversos programas, aplicaciones y funcionalidades de accesibilidad auditiva. Pero además cabe destacar la adaptación a las personas sordas de muchos productos que se pueden consumir a través de ellos. Por ejemplo, el portal de Internet y red social Youtube incluye en muchos de sus vídeos a un intérprete de lengua de signos que ayuda a integrar a la comunidad de personas sordas. Y también existen diversas aplicaciones de mensajería que ofrecen la opción de comunicarse a través de texto y recursos visuales.

Aún queda un largo camino por recorrer en el proceso de integración de las personas sordas, pero está claro que se han logrado muchos avances tecnológicos y sociales. Gracias a los avances tecnológicos de los últimos tiempos, y al increíble ritmo con el que crecen, se están logrando muchos hitos en la adaptación de personas sordas dentro de la sociedad. Todo ello, combinado con la mayor concienciación social y la aprobación de leyes que exigen unos mínimos, las personas sordas o con discapacidad auditiva logran eliminar estas barreras. En otras palabras, en la actualidad ser sordo puede implicar algunos impedimentos, pero eso no quiere decir que tenga que haber una exclusión social, sino más bien todo lo contrario: una adaptación e integración.