Lengua de Signos

La lengua de signos es la manera que tiene la comunidad sorda para poder comunicarse con otras personas, ya sea para recibir las ideas de otros como para expresar las suyas propias.


Lengua de Signos

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Curiosidades de la Lengua se Signos

Al igual que ocurre con cualquier otra lengua y forma de comunicación, la lengua de signos también esconde un sinfín de curiosidades. Estos son algunos datos que más pueden llamar la atención sobre la lengua de signos:


Cada lengua tiene su lengua de signos diferente

Por ejemplo, no es igual la lengua de signos en español que en francés, inglés o alemán. Es decir, que dos personas sordas que se comuniquen con la lengua de signos de su idioma materno, no se entenderán bien porque los signos son distintos. Puede sorprender, pero realmente ocurre lo mismo con dos personas nativas de esos idiomas que tratan de comunicarse hablando: las palabras tampoco son iguales.

Lengua de Signos

Hace unos años se intentó unificar las diferentes lenguas de signos

En su momento, se intentó unificar todas las lenguas de signos en una sola. El nombre que recibió fue Gestuno (el nombre procede la unión de las palabras Gest, gesto en inglés, y UNO, en honor a la Organización de las Naciones Unidas en inglés, por impulsar la medida) y llegó a contar con 1.500 signos diferentes.

Pero finalmente fracasó e incluso recibió muchas quejas por parte de la comunidad sorda. ¿Por qué? Principalmente por tres motivos: Porque se dijo que la selección de los signos había sido arbitraria y que solamente se habían tomado signos de algunos países pertenecientes a la ONU, excluyendo a muchos países de Sudamérica, Asia y África; porque las propias personas sordas no entendieron el sistema de la nueva lengua de signos; y porque se extendió el miedo de que este nuevo sistema terminara provocando la desaparición de las lenguas de signos nacionales en una época en la que se hacían muchos intentos para que éstas se reconocieran de manera oficial.


La lengua de signos evoluciona constantemente

La lengua de signos está en continua evolución, al igual que cualquier otra lengua hablada, y se va adecuando a las necesidades de los usuarios. Es algo apenas perceptible de un día para otro, pero muy evidente con el paso de los años.


Hay que fijarse en la mano y la cara

Para entender cada signo, las personas se tienen que fijar en 3 detalles: a) en la forma de la mano, b) en el movimiento que realiza la mano, c) en la expresión de la cara. Todo ello, en conjunto, permite que cada signo adquiera un significado propio.


No todos los sordos utilizan la lengua de signos

Aunque se tienda a pensar lo contrario, hay muchas personas sordas que no utilizan la lengua de signos. En cambio, pueden recurrir a la lectura labial para compensarlo.


Las leyes europeas la potencian

Existe una ley europea cuyo objetivo es el reconocimiento legal de la lengua de signos en cada país de la Unión Europea. Entre algunas de sus medidas está el uso de intérpretes de lengua de signos en un porcentaje diario de las emisiones en televisión. Dicho porcentaje debe aumentarse de manera gradual a lo largo de tramos de tiempo que abarcan varios años. Esta normativa también pretende visualizar el reconocimiento de otras forma de comunicación para personas con algún tipo de deficiencia, como por ejemplo el subtitulado para sordos.


Cada vez más profesionales especializados en la lengua de los signos

Cada vez existen más profesionales de lengua de signos y su labor está más y mejor reconocida. Pero aún está muy lejos de alcanzar el nivel deseado.


En España existen 2 lenguas de signos diferentes

En España existen 2 lenguas de signos diferentes, una es la del español y la otra la del catalán. Pero por ahora no existe una lengua de signos estandarizada para las otras dos lenguas cooficiales del país: el gallego y el euskera.


Series en YouTube

En YouTube existe una serie en la que todos los personajes se comunican mediante lengua de signos. Se trata de una gran iniciativa para visibilizar la situación y una estupenda forma de diversión y entretenimiento para las personas sordas. La serie se llama «Mírame cuando te hablo».