El precio de los Audífonos

El precio de los audífonos es bastante variable y depende de las características técnicas que tengan los audífonos además de la calidad de sus componentes. Es importante conocer los factores que aumentan o disminuyen el precio cuando vayas a comprar tus audífonos y así podrás decidir la opción que más se ajusta a tus necesidades.


Audífono

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

De qué depende el precio de los Audífonos

Los audífonos son una herramienta muy útil para que una persona que sufra alguna deficiencia auditiva pueda comprender mejor los sonidos que se producen a su alrededor. Cada vez es más habitual ver a usuarios de estos dispositivos; de modo que al aumentar la demanda, también crece la variedad de audífonos entre los que elegir.

Al mismo tiempo, los precios de los audífonos también varían mucho. Pero, ¿por qué? ¿De qué depende el precio de los audífonos? Normalmente de la calidad del mismo, aunque como en la compra de cualquier otro producto, no siempre el más caro tiene por qué ser el mejor ni el más barato el peor.

Audífonos

Para determinar el precio de unos audífonos se tienen en cuenta una serie de factores, como por ejemplo:

La recepción del sonido

La nitidez del sonido va estrechamente vinculada con la calidad del producto. Por lo tanto, cuanto mejor se reciba un sonido, mejor será la calidad de los audífonos y mayor tenderá a ser el precio final de los mismos para compensar la inversión del fabricante.


El diseño de los audífonos

Unos audífonos con un diseño exterior más moderno y menos visible, tiende a variar el precio de los mismos. Se suele preferir que los audífonos pasen lo más desapercibidos posibles y que éstos se adapten mejor al oído de cada individuo. Al fin y al cabo, la moda también está relacionada con la cantidad de dinero que se paga por unos audífonos.


Capacidad de conversión de frecuencia

Como las condiciones auditivas no son siempre iguales, las necesidades pueden variar en función de la situación y del momento. Por ese motivo, unos audífonos con conversores de frecuencia para poder regular o ajustar las condiciones al gusto del usuario y para poder elegir entre frecuencias agudas y graves, se antoja como un factor muy importante.


La inclusión de reductores de ruido

El ruido es un elemento que puede obstaculizar mucho la calidad acústica. Para escuchar aquello que realmente quieres escuchar y sin intromisiones acústicas, lo ideal es que adquieras unos audífonos que eliminen el ruido residual para disfrutar y centrarte en lo verdaderamente importante durante una conversación.


La conectividad de los audífonos

Algunos audífonos se pueden regular desde un dispositivo electrónico como un móvil. Esto facilita un ajuste a las necesidades de cada individuo mucho más cómodo y se traduce en la vivencia de experiencias sonoras personalizadas.


La reputación de la marca

la reputación es un valor que se gana con el tiempo y que esconde un gran trabajo. Una marca buena tiende a ser mejor y, por tanto, al contar con una clientela fija, puede valorar la opción de permitirse subir el precio final de los audífonos sin que ello suponga un riesgo elevado para sus ventas.

Es cierto que algunos de estos elementos no afectan a la calidad del producto (por ejemplo, que los audífonos sean uno o dos centímetros más grandes o más pequeños o que su diseño sea más ergonómico que otro), sino simplemente a la practicidad y a la comodidad de los mismos. Por tanto, si lo que buscas son unos audífonos económicos, habrá factores más importantes que otros, pero que en cualquier caso deberás valorar.

No obstante, la mejor recomendación de todas es la garantía de que lo que compras son audífonos y no falsos audífonos. Éstos últimos son productos que únicamente se encargan de amplificar el sonido, es decir de potenciar el nivel de decibelios, y se tienden a vender como productos sanitarios cuando en realidad no lo son. La trampa reside en seducir al cliente con precios más baratos, que captan la atención de muchos. Pero en realdad, al no ser auténticos audífonos, pueden llegar a causar problemas de audición mucho más graves que los iniciales.

Pero más allá del precio, lo verdaderamente importante de los audífonos es oír bien. La elección de los audífonos es una decisión que no se puede tomar a la ligera, sobre todo porque éstos son productos personalizados y que se adaptan a las necesidades de cada individuo. Por ello, es muy recomendable hacer caso a las indicaciones y recomendaciones de los médicos y especialistas en audición, ya que, al margen del precio final que paguemos por el producto, lo esencial es velar por la audición. Al fin y al cabo, la audición es un valor muy preciado y, ante cualquier problema, lo ideal es optar por los audífonos que mejor se adapten a las necesidades auditivas de cada paciente. Porque hay casos auditivos muy similares, pero nunca completamente idénticos.