Cómo limpiar los tapones para los oídos

Una buena limpieza de tus tapones para los oídos es muy importante para tener siempre los oídos en buen estado. La higiene en el oído es fundamental para tu salud auditiva. Te proponemos unos sencillos pasos para que tengas siempre los tapones limpios y tus oídos sanos.

Te lo contamos en este artículo.


Tapones de Oído

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

La higiene de los tapones para oído

La higiene de los tapones para oído es uno de los aspectos más importantes a los que se enfrentan a diario sus usuarios. Unos tapones para oído sucios pueden crear fácilmente infecciones y molestias en el canal auditivo, ¡por no hablar de una pérdida parcial o incluso total de la capacidad de escucha! Cualquier objeto que introduzcamos en nuestro canal auditivo puede hacer vulnerable a nuestros oídos.; y la suciedad es uno de los principales enemigos. Por ese motivo, es clave limpiar siempre y muy bien los tapones para oído antes de colocárnoslos. La pregunta que lanzamos es: ¿sabes cómo limpiar y desinfectar correctamente los tapones para oído? He aquí unos sencillos pasos que, como usuario de tapones para oído, deberías seguir atentamente para velar por tu salud e higiene auditiva.

Antes de nada, analiza el tipo de material con el que están fabricados tus tapones para oído. Los tapones para oído se pueden fabricar con silicona blanca, goma de silicona, cera suave o vinilo, o espuma, entre otros. La diferencia de material hace que varíen sus características y el uso que se le vayan a dar a los mismos; pero también implica cambios en la modalidad de limpieza y desinfección, si es que alguno de estos dos procesos se recomienda para su tipo.


Limpieza de Tapones para Oído de Espuma

Si este es el caso, y tienes tapones para oído de espuma, te recomendamos no limpiarlos, ya que el material con el que están fabricados implicaría que dejaran de funcionar. No obstante, sí que deberías desinfectar los tapones de oído de espuma.

El proceso de desinfección de los tapones de oído de espuma es muy sencillo, tan solo tienes que llenar un vaso o un bol pequeño con agua tibia y unas gotas de jabón antibacteriano y dejar en remojo los tapones para oído durante unos minutos. A continuación, aclara los tapones para oído con agua del grifo, quita el exceso de agua con una toalla de papel y deja que se sequen solos y por completo. Es entonces cuando podrás utilizarlos.

Pero antes de nada debes tener en cuenta que este proceso implicará dos cambios. El primero es que alterará la sensación de los tapones para oído al tacto. Y el segundo, y más importante, que reducirá ligeramente la efectividad de éstos. Así que, en función del uso que le des, si buscas unos tapones para oído completamente aislantes o te basta con unos que simplemente reduzcan el ruido, valora previamente si te conviene desinfectarlos. Si no es el caso, es mejor que te compres otros tapones para oído de espuma.


Limpieza de Tapones para Oído de Goma de Silicona o de vinilo

Si utilizas otro tipo de tapones para oído fabricados con goma de silicona o vinilo, sí que es muy recomendable limpiarlos. Pero, ¿cómo? El proceso también es muy sencillo, solo necesitas agua, jabón, un cepillo de dientes suave y alcohol en aerosol.

Lo primero que debes hacer es lavarte bien las manos antes de manipularlos y mojar los tapones para oído en agua y jabón. Frótalos bien para quitar toda la suciedad posible y utiliza un cepillo de dientes con cerdas suaves para lavar las zonas de acceso más difícil sin dañar los tapones para oído. A continuación, enjuágalos con agua.

Si realizas estos pequeños pasos, ya habrás limpiado los tapones para oído, pero todavía puedes ir más allá y lavarlos más en profundidad. Para este último paso, que no es imprescindible pero que le da un punto de limpieza y desinfección adicional, necesitas alcohol en aerosol. Rocía este producto sobre los tapones para oído y deja que se sequen solos y por completo antes de volver a utilizarlos.


Higiene de Tapones para Oído de Silicona Blanda o de Cera Suave

No se recomienda, bajo ningún concepto, limpiar ni desinfectar este tipo de tapones para oído. Ya que, dado el material con el que están fabricados, se perderían todas sus propiedades.

La recomendación principal para que se mantengan limpias es manipularlos siempre después de haberte lavado las manos y cuando tengas los oídos secos y limpios, de lo contrario podrían crearse humedades y mermar la efectividad del producto. Si consideras que los tapones para oído de silicona blanda o de cera suave están sucios, lo que debes hacer es desecharlos y comprarte unos tapones para oído nuevos.

No alargar la vida útil de los Tapones de Oído

Ten en cuenta que la vida útil de los tapones de oído no es muy prolongada, pero también resultan bastante económicos. Puedes lavarlos y desinfectarlos, según el tipo de material con el que estén fabricados y con las indicaciones que hemos dado previamente, pero tampoco abuses de su uso y renuévalos con cierta frecuencia.

Unos tapones limpios son una garantía para tus oídos. De este modo, además de cumplir la función que brindan los tapones para oído, evitarás infecciones o molestias en los oídos y tus facultades auditivas no mermarán.

En otras palabras: cuida de la higiene de tus tapones de oído y ellos velarán por tu salud auditiva.