Consejos para los nuevos usuarios de Audífonos

Estos consejos te ayudarán en los primeros días en los que lleves tu Audífono nuevo. Síguelos y te adaptarás rápidamente y sin problemas para conseguir una pronta mejora en tu audición.

Te mostramos estos consejos para adaptarte a tus audífonos.


Audífono

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Utilizar unos Audífonos por primera vez

Si vas a utilizar unos audífonos por primera vez, deberías considerar algunos aspectos para realizar un uso más eficaz. Ten en cuenta que al utilizar los audífonos, oirás y escucharás de una manera totalmente nueva. A muchos usuarios noveles les sorprende este hecho, ya que implica un proceso de adaptación necesario y que puede durar más o menos tiempo, pero siempre en función de la manera y de la voluntad con la que se realice.

Audífonos

He aquí varios consejos para que los usuarios noveles utilicen correctamente los audífonos y se adapten a ellos de la manera más rápida y eficaz.


1. No compares los audífonos con otros aparatos

No debes comparar los audífonos con otros instrumentos de corrección, como por ejemplo puedan ser las gafas con la visión. ¿Por qué? En primer lugar, porque mientras que con las gafas se nota una diferencia de manera inmediata, con los audífonos se requiere de un proceso de adaptación. No vas a escuchar bien de la noche a la mañana, sino que será necesario que pase un tiempo hasta que te habitúes a tu nuevo audífono. El motivo es sencillo: oirás y escucharás de manera diferente y, al ser algo nuevo para el oído, éste necesitará habituarse poco a poco.


2. Entrenar a oír con tus nuevos audífonos.

Tienes que entrenar tu nueva audición. Aunque dicho proceso de adaptación pueda resultar más o menos complicado, o incluso molesto, en función de las características del usuario, no debes cesar en tu empeño de utilizarlos. Si tienes muchos problemas con los audífonos, consúltalo con tu médico especialista. Este profesional, gracias a sus conocimientos y a su experiencia demostrada, podrá asesorarte de la mejor manera posible; probablemente la solución consista en un proceso de adaptación de manera gradual y te dé unas pautas para ello. Así que debes hacer caso en todo momento a las recomendaciones que te indique. También puedes consultar con tu centro auditivo de confianza.


3. Consulta con tu Centro Auditivo de confianza

El proceso psicológico juega un papel determinante en los audífonos. El motivo es claro, ya que cada usuario tiene unas expectativas diferentes sobre el rendimiento que los audífonos le vayan a aportar. Es decir, que la comunicación con el centro auditivo es clave. Resulta de vital importancia comentarle las esperanzas depositadas en los audífonos antes de utilizarlos por primera vez; pero también lo es informar acerca de los resultados que se van notando durante los primeros usos, tanto si son positivos como si son negativos. De esta manera, este técnico profesional será capaz de evaluar de manera precisa el uso que se le está dando y de corregir cualquier posible anomalía que afecte a la calidad auditiva del usuario con sus audífonos.


4. Comparte tus experiencias

Es muy recomendable compartir experiencias con otros usuarios de audífonos. Esto puede repercutir de manera muy positiva en diversos aspectos, como el práctico y el psicológico. ¿Por qué? Resulta muy beneficioso compartir momentos similares y comunes con personas que padecen de problemas de audición y que utilizan audífonos porque siempre pueden aportar experiencias válidas y consejos útiles para su correcto uso.

Hay algunas preguntas que pueden resultar muy provechosas, como por ejemplo: ¿Qué sensación tuviste la primera vez que te colocaste unos audífonos? ¿Cómo fue el proceso de adaptación a los audífonos? ¿Qué ventajas y que desventajas consideras más relevantes tras el uso de estos dispositivos?

No dudes en preguntar, porque para el otro usuario también será un alivio poder comentar su situación personal. Al igual que para ti, porque al margen de puedas aplicar toda esta información, eso te repercutirá de manera positiva en el factor psicológico. Al compartir experiencias, los usuarios se sienten menos extraños por encontrarse con gente afín, pueden expresar sus sentimientos libremente para desahogarse y aliviarse comentando sus inquietudes personales.


5. Establece tus propios objetivos personales

Establece objetivos personales y un plan de acción. Si te marcas unas pautas y unas metas a corto plazo, lograrás aumentar la calidad de vida con los audífonos. Ten en cuenta que esto debe ser así por el proceso de adaptación, porque a partir del momento en el que comiences a utilizarlos, oirás y escucharás de una manera diferente y que, al menos al principio, te sorprenderá. Es positivo que lo sepas de antemano y que estés preparado para ello.


6. Si no te adaptas regula tus Audífonos

Si después de un periodo de adaptación razonable sigues teniendo muchas dificultades para acostumbrarte a los audífonos, coméntalo en tu Centro Auditivo de confianza. Es posible que el fallo resida en una mala regulación de este instrumento, pero la solución es muy sencilla. En cuanto le indiques la situación, este profesional realizará una serie de pruebas auditivas en las que deberás decir si los sonidos que active te parece que suenan cercanos o, por el contrario, lejanos. Tras valorar los resultados, el audioprotesista realizará los ajustes pertinentes en tus audífonos; al regular la precisión, podrás utilizar los audífonos a tu gusto y de una manera mucho más efectiva.


Disfruta de tus nuevos audífonos

No temas ante el uso de unos audífonos, si sigues estas pautas y las de tu médico especialista, podrás acostumbrarte a ellos de manera rápida y eso repercutirá en tu calidad de vida.