Siete Ventajas de usar Tapones en el Oído para nadar

Si practicas un deporte, seguramente querrás desempeñarlo en las mejores condiciones posibles. En el caso de la natación no iba a ser menos, por ese motivo, tienes que ir bien equipado. Y, entre dicho equipamiento, los tapones de oído se muestran como un elemento indispensable. ¿Por qué?

Te lo contamos en este artículo.


Tapones a medida para nadar

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Principales motivos para llevar tapones en el oído

Los principales motivos por los que llevar unos tapones de oído se presentan como algo muy recomendable mientras se practica la natación giran en torno a la sensibilidad de los propios oídos. Los oídos son un órgano que hay que cuidar en todo momento y, aunque creamos que están protegidos de por sí, esto no es así. Por tanto la salud, la higiene o la protección, entre otros, son requisitos prácticamente indispensables para garantizar la seguridad en todo momento gracias a unos tapones de oído. Pero he aquí un listado con algunas de las ventajas más destacadas de los tapones de oído que te harán replantearte por qué debes llevarlos siempre que te lanzas a una piscina de agua.


1. Los tapones de oído son pequeños y ligeros

Los tapones de oído son un elemento muy pequeño, no más grandes que una moneda, por lo cual no ocuparán prácticamente nada de espacio en tu bolsa de deporte y apenas los notarás cuando te los coloques en los oídos. Además, su reducido peso no afecta al rendimiento deportivo.


2. Los tapones de oído previenen la otitis

La otitis, o la infección del oído, es uno de los principales males de los nadadores. Cuando el agua se introduce en el conducto auditivo externo, ésta puede irritar el conducto y, posteriormente, infectarlo. En ese momento es cuando se produce la otitis. Así que se recomienda que tanto los nadadores profesionales como los amateur siempre lleven puestos tapones de oído y así puedan evitar que el agua de la piscina (o de la masa de agua pertinente) se introduzca en su oído. De este modo, se previene la infección; es decir, que el nadador se cura en salud y minimiza las posibilidades de sufrir esta dolencia que repercute en su rendimiento.


3. Los tapones de oído brindan ajuste y comodidad

Los tapones se ajustan perfectamente al oído de cada persona gracias al material con el que están fabricados, generalmente de espuma o de silicona. Esto permite una flexibilidad y una adaptabilidad total para que el nadador pueda practicar su modalidad deportiva sin preocuparse de que estos puedan salirse del oído. Además, se trata de unos objetos muy cómodos, una ventaja adicional que se traduce en que la persona que lleva puestos los tapones de oído apenas los note.


4. Los tapones de oído como producto de higiene

No hay que olvidar que cuando se nada en una piscina, ésta contiene muchas bacterias, una gran cantidad de suciedad y diversas sustancias. Solo por enumerar algunos ejemplos, el cloro es un producto químico, los insectos se ven atraídos por el agua y los humanos sudan y se les cae el pelo. Cuando nadas eres muy propenso a entrar en contacto con todos esos elementos; si es tu cuerpo en general no pasa nada, porque después de nadar te duchas para limpiarte, no obstante, si estos caen en tus oídos, entonces necesitarás algo más que un lavado cualquiera para sacar toda esa suciedad. Por ese motivo, unos tapones de oído son esenciales para evitar la entrada en el oído de suciedad y, al mismo tiempo, para curarte en higiene.


5. Los tapones de oído evitan la entrada de agua

Cuando estás nadando, es muy probable que el agua intente entrar en tus oídos. Esto no se trata solamente de una sensación molesta para el deportista, sino que además resulta bastante incómoda. ¿Qué se puede hacer? Es sencillo, basta con utilizar unos tapones de oído, éstos se presentan como la solución ideal. Si quieres evitar que el agua entre en tus oídos y centrarte exclusivamente en la natación, los tapones te permitirán estar más cómodo y, por ende, exprimir tu rendimiento deportivo.


6. Los tapones de oído como aislantes de ruido

Cuando practicas un deporte tienes que estar completamente concentrado y evitar cualquier posible distracción. Entre dichas distracciones está el ruido. ¿Hay ruido mientras nadas? Sí, de hecho hay bastante. Evitar el ruido y asilarte de él puede ser muy importante, porque además de proteger tu audición, te permite concentrarte exclusivamente en la actividad deportiva que estás practicando.


7. Los tapones de oído para potenciar la concentración

La mayoría de las ventajas que hemos enumerado anteriormente tienen una consecuencia común: la concentración. Si quieres potenciar tu concentración mientras nadas, es muy recomendable llevar puestos unos tapones de oído. ¿Por qué? Principalmente porque te permiten practicar tu deporte en unas condiciones de silencio, un elemento que desempeña un papel protagonista durante el ejercicio.

Además, la protección frente a diversas infecciones o enfermedades impide que el rendimiento se vea mermado, ya que el deportista se ve inmerso en las mejores condiciones. Y si siguiéramos poniendo más ejemplos, hablaríamos de la suavidad que las invade; existen tapones de oídos fabricados con un material de silicona de hidrofobita, aquellos que los prueban destacan su comodidad de llevarlos por encima de todo.


Si todo esto te parece poco, añadiremos que los tapones de oído tienen muchas más ventajas, pero dejaremos que el resto las descubras por ti mismo. ¿A qué esperas para probar unos tapones de oído?