Tecnología para Sordos

La comunidad sorda está más presente en la sociedad de lo que podamos pensar. Hay muchas personas con problemas de audición, ya sea con un grado mayor o con un grado menor, aunque hoy en día disponen de muchas soluciones, de diversos avances tecnológicos y de un personal altamente cualificado para tratar cada caso de manera particular.

Al margen de esto, hay un sinfín de datos relacionados con la tecnología y sus aplicaciones para la comunidad sorda; por ese motivo he aquí un listado que refuerza esos datos sobre la comunidad sorda.


Sordo viendo TV

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

La tecnología ayuda a la comunidad sorda

No hace falta remontarse mucho en el tiempo para darse cuenta de la inmensa cantidad de avances tecnológicos que han beneficiado a la comunidad sorda. Hace unos años, la comunidad sorda tenía muchas dificultades a la hora de llevar a cabo una vida normal. A fecha de hoy, esta comunidad sigue teniendo diversos hándicaps, pero echando la vista atrás parece que se ha avanzado un mundo. Solo por numerar algunos ejemplos, vamos a dividir esas ventajas por categorías.


Telefonía

Sin ir muy lejos, hace apenas 20 años era imposible que la comunidad sorda pudiera comunicarse mediante un teléfono. Hoy en día, esto es posible gracias a los mensajes de texto SMS (cuyo auge comenzó a principio del siglo XX) y a la introducción de Internet en los teléfonos móviles (una práctica más habitual en la última década).

La comunidad sorda puede enviar y recibir mensajes e incluso mantener conversaciones con un teléfono móvil gracias a las aplicaciones de mensajería, las redes sociales, los chats...

Además, la comunidad sorda puede llevar a cabo cualquier actividad cotidiana, ya sea quedar con sus amigos, pedir una cita con el médico, hacer una compra... lo único que tiene que hacer es leer y escribir. Como la telefonía ha eliminado la barrera de la escucha (o mejor dicho, ofrecido sustitutos para ésta), la comunidad sorda se beneficia de todas sus ventanas.

Comunicarse con el teléfono móvil

Cine y televisión

Los subtítulos no son algo nuevo, llevan existiendo desde hace décadas. Sin embargo, cada vez es más habitual ver subtítulos en el cine y en la televisión. ¿Por qué? Diversas legislaciones, como las de la Unión Europea, obligan a las televisiones a emitir un porcentaje de su programación con subtítulos para sordos o con lenguaje de signos. De esta manera, la comunidad sorda no se siente excluida y puede estar al tanto de las noticias, así como de diversos programas, series o películas que sean de su interés.

Al margen de este avance en el que una legislación ha puesto su granito de arena, cabe destacar el papel que va adquiriendo el público. Cada vez es más habitual que la gente consuma películas y series en versión original pero, al no atreverse a escucharlas en otro idioma sin un pequeño apoyo, recurren a los subtítulos. Gracias a los subtítulos, ya sean subtítulos en el idioma original o subtítulos en el idioma nativo del espectador, se consigue un acercamiento del cual también se puede aprovechar la comunidad sorda. Las diversas plataformas de vídeo ofrecen esta opción de manera recurrida.

Ver TV con subtítulos

Música

Hoy en día, la comunidad sorda también puede sentir la música. La música no solo hay que escucharla, sino que también hay que sentirla. ¿Cómo es eso posible? Para ello, tienen que participar en un proceso varias personas que no pertenezcan a la comunidad sorda y encargarse de diversos aspectos.

Para que la comunidad sorda sienta la música, se deben realizar una serie de acciones, estos son algunos ejemplos:

  • Transcribir la letra o representarla mediante el lenguaje de signos, para que la comunidad sorda sepa de qué va. Y, en el caso de que sea necesario, traducirla.
  • Expresar las emociones, sensaciones y sentimientos de la letra y de la melodía. Para ello una o varias personas pueden escenificar lo que indica la letra o manifestarlo en su rostro.
  • Comunicar. El baile, los gestos, los códigos... de esa manera se pueden comunicar elementos clave de la música como el ritmo, la velocidad... e incluso la tonalidad o el ecualizador.
  • Transmitir las vibraciones. La música se mueve por vibraciones, ¡sino que se lo digan a Beethoven! Por tanto, para que la comunidad sorda pueda entender la música, es imprescindible que sienta las vibraciones de las notas musicales.

Hace falta un poco de imaginación y de predisposición, pero si se combinan todos estos elementos con la tecnología, la comunidad sorda puede formar parte de la música. Gracias a vídeos preparados entre artistas y técnicos, o gracias a salas de conciertos que permitan la potenciación de elementos visuales y de vibraciones, esto es posible.

Quién sabe cómo será la tecnología adaptada a la comunidad sorda de aquí a unos años. El objetivo es ambicioso, ya que se pretende conseguir una igualdad total y acabar con todas las barreras que pueda tener la comunidad sorda. Al margen de que eso se alcance o no en un periodo de tiempo breve, lo que está claro es que en los próximos años la comunidad sorda vivirá mejoras para su día a día e impensables a fecha de hoy.