Diferentes Tapones para los Oídos

Si estás pensando en comprar unos tapones para tus oídos o ya los tienes y quieres saber si hay otros que se adapten mejor a tus necesidades puedes leer este artículo donde te contamos los diferentes tipos de tapones que hay en el mercado.


Tapones a medida para nadar

Artículos del Blog del Centro Auditivo Estaire

Diferentes tipos de tapones para los oídos

Existen diversos tipos de tapones para los oídos, cada uno de los cuales con sus distintas funciones y modos de utilización. Su finalidad principal reside en la protección del propio oído, bien para aislarlo del ruido exterior o para impedir la entrada de diversos agentes que puedan resultar perjudiciales para la salud auditiva. He aquí un listado con las variedades de tapones para los oídos más destacados que existen en el mercado y que se dividen principalmente en tres categorías: tapones para los oídos desechables, tapones para los oídos reutilizables y tapones para los oídos premoldeados a medida.


Tapones para los oídos desechables

Los tapones para los oídos desechables son una solución muy socorrida y sencilla que puedes poner en práctica en diversas ocasiones. Por ejemplo, si te encuentras en tu propia casa y estás llevando a cabo una obra con herramientas ruidosas, si en la calle están taladrando o si intentas dormir pero el ruido ambiente te lo impide.

Los tapones para los oídos desechables son tapones fabricados, generalmente, con espuma. Por tanto, constituyen una solución sencilla a la par que económica para hacer frente a diversas situaciones cotidianas. Sin embargo, siguen un patrón general y estándar a la hora de diseñarlos para que así puedan utilizarlos la mayor parte de la población. Esto se traduce en que dichos tapones para los oídos no están personalizados, ergo pueden resultar un poco más difíciles de colocar y/o que tengan más impedimentos a la hora de introducirse y de adaptarse al interior del canal auditivo.

Su uso es desechable, según el modelo de tapón puede tener algunos usos, pero nunca debe abusarse de su utilización porque de lo contrario se puede dañar el interior del oído. Además, estos tapones para los oídos suelen ensuciarse más fácilmente y, por cuestiones de higiene, aunque se puedan limpiar, no se recomienda darles una vida útil muy prolongada.


Tapones para los oídos reutilizables

Los tapones para los oídos reutilizables se recomiendan para aquellos casos en los que llevar esta protección auditiva sea habitual, y no esporádica. Por ejemplo, las personas que suelan acudir de manera habitual a conciertos, que trabajen con equipos de música, que manejen altavoces o megáfonos, que suelan manipular taladradoras y otras herramientas que generen mucho ruido, etc. A nivel de practicidad, estos tapones para los oídos se caracterizan porque permiten filtrar los sonidos que llegan sin distorsionarlos. En otras palabras, los tapones para los oídos reutilizables reducen la cantidad de decibelios que llegan al oído, pero ofreciendo siempre una calidad acústica de gran nivel. Al mismo tiempo, estos tapones para los oídos se pueden colocar fácilmente en el interior y se adaptan muy bien al oído, lo cual brinda una comodidad adicional a la persona que los lleva puestos.

Estos tapones para los oídos también se diferencian de los desechables en que su uso es mucho más prolongado, de hecho se consideran una inversión a largo plazo porque pueden llegar a durar incluso varios años.


Tapones para los oídos premoldeados a medida

Los tapones para los oídos premoldeados a medida están especialmente recomendados para aquellas personas que están continuamente expuestas a ruidos y un nivel de decibelios alto. Por ejemplo, un disc-jockey o el integrante de un grupo musical que se vaya de gira. Cada uno de estos tapones para los oídos está personalizado a medida y pensado especialmente para una persona en concreto. Esto se consigue después de que un especialista elabore un molde a partir del interior del oído de su paciente, de este modo el ajuste de los tapones es total y se pueden colocar perfecta y cómodamente. Llevar puesto uno de los tapones para los oídos vela por la salud del paciente, ya que impide que un exceso de sonido penetre en el interior de su canal auditivo. Los tapones para los oídos premoldeados a medida reducen la cantidad de decibelios de cualquier sonido externo, pero siempre permitiendo que éste no se distorsione y que el resultado final sea nítido.


Por tanto, para velar por tu salud auditiva, quizá necesites llevar unos tapones para los oídos. Antes de nada, ten en cuenta cuál es tu situación y para qué casos concretos puedes necesitar estos tapones para los oídos. Si los vas a utilizar en situaciones cotidianas y de manera esporádica, si vas a estar expuesto a grandes cantidades de decibelios de manera habitual o si por tu condición profesional estás sujeto a un nivel volumen extremo.

Asimismo, valora que según el tipo de tapones para los oídos que necesites, el precio de los mismos puede ser más elevado; no obstante, te recomendamos que nunca antepongas esta condición a tu salud auditiva. La salud de tus oídos es lo más importante para poder disfrutar de una calidad de vida plena, por tanto, elige los tapones para los oídos que más se adecúen a tus necesidades. Y, si tienes alguna duda al respecto, lo mejor que puedes hacer es consultar directamente a un profesional para que te asesore al respecto.